Primeras imágenes (1944-1950)

Collapse Show info

Metinides aún posee algunas de las primeras imágenes que tomó con su cámara Brownie Junior, la primera que tuvo, de la vista en las calles del Centro Histórico, cerca de donde creció, y de las pantallas de cine. De niño iba a las mantineés con su cámara y fotografiaba la acción, directamente de la película. Le encantaba tomar imágenes de accidentes automovilísticos, de los cuales siempre había muchos. Él los fotografiaba de la misma manera que otros niños coleccionaban tarjetas de béisbol: viejas carcachas chocando como si se tratara de una comedia; autos envolviendo postes de luz, o volcados sobre la calle como huacales de fruta. Las fotos son inocentes; no hay cadáveres, solo los autos golpeados, con policías posando junto a los testigos, los mirones, los chismosos. El énfasis está en los vehículos que se han salido de control, en una ciudad (donde incluso entonces) el tráfico ya tenía su propio ritmo anárquico. A los diez años, Metinides ya era un fotógrafo callejero experimentado. Podemos imaginarlo abriéndose paso a través de la multitud de mirones -(gente que después agregaría a sus fotografías). Comenzó a trabajar con el apoyo de la policía y los bomberos, quienes con frecuencia lo dejaban subirse sobre sus hombros para que pudiera acercarse a la acción. Él describe su relación con los cuerpos de emergencia como especial, incluso paternal. Le llamaban “El Niño”. El nombre se le quedó. Ahora, a los 80 años, Metinides todavía es conocido como “El Niño”.

*Esta es una selección de imágenes. Para una selección más amplia de fotografías, visita la sección “Archivo” en esta página.